NotíciesSuccessos

Denuncia masiva en Lloret: Can Buch “La eterna casa okupada y el infierno de sus animales”

Hoy nos hacemos eco del malestar de los vecinos que conocen el caso del maltrato de animales que está sucediendo repetitivamente en la masía okupada de Can Buch de Lloret de Mar, en el barrio del Rieral, donde hace más de tres años que vive un okupa. El individuo posee dos perros desde hace meses que viven atados con una corta cadena que les está provocando trastornos psicológicos, aparte de la tortura de estar ininterrumpidamente a la intemperie, bajo el sol o las tormentas, según se tercie, y sin tener cerca agua ni comida según nos explican los testigos que pasan por la zona frecuentemente.

Este okupa, al parecer es bien conocido por las autoridades, y además se le han puesto algunas denuncias, la mayoría por el maltrato animal en cuestión.

Contamos con el testimonio y las imágenes obtenidas por Laia Mije…

…que cansada de luchar para que se haga justicia con los animales que allí se encuentran, ha acudido a Lloret Gaceta para explicar lo que ella ha vivido de cerca y pedir ayuda a los ciudadanos lloretenses para hacer presión y conseguir resultados.

Laia es de Lloret y tiene dos perros, con los que pasea habitualmente por el pipi-can de la zona de Can Buch. Continuamente se acerca a ver en qué estado están los perros de la masía:

«Desde el pipi-can a veces se les oye gritar de dolor, el okupa es una persona que se vuelve muy agresiva cuando consume alcohol y se ensaña con los perros indefensos y he visto como los golpea en múltiples ocasiones. El 16 de mayo envié un correo electrónico al departament de Benestar Animal del ayuntamiento de Lloret explicando el caso y me explicaron que no pueden hacer nada, que ya conocen bien a este «personaje», ya que tiene varias denuncias administrativas que no se hacen efectivas porque el hombre no tiene ingresos y no sirve de nada sancionarle, y que la solución sería llevar las denuncias por lo penal».

Laia Mije

A todo esto, con la impotencia de no poder lograr justicia, el 17 de junio, Laia vuelve a escuchar gritos terribles de dolor por parte de los perros provenientes de la finca de Can Buch y se acerca para grabar un video de lo que sucede y pedir al hombre que dejara de pegar al perro. El perro estaba como siempre atado, el hombre lo cogía por la cadena con una mano y con la otra lo golpeaba fuertemente.

«Al pedirle que parara de pegar al perro, se enfureció y nos amenazó con un hacha. Fui corriendo a la Policía Local, que se personó en Can Buch, pero no le pudieron hacer nada por no tener una orden del juez para poder entrar (aunque sea okupa). La policía me aconsejó que pusiera una denuncia por lo penal presentando el video de la agresión y las imágenes de los perros constantemente atados, con heridas sin curar, y sin agua».

Laia puso la denuncia el 19 de junio por vía penal y habló con la regidora de Benestar Animal, que está al caso de lo que ocurre en la masía, y le informó de que estos casos son de lenta resolución y respuesta, y que están esperando una orden del juez para que decomisen los perros y se pueda desocupar la casa, tapiando la masía.

«Sé que están en ello, pero mientras, los perros están heridos, maltratados y sufriendo. Claramente, los animales sufren estereotipia, un daño psicológico que les hace girar en redondo con el eje de la corta cadena. El año pasado había otra perra más que de repente desapareció. Al okupa se le conoce por su agresividad y escándalos en la vía pública cuando bebe y se le puede ver frecuentemente en ese estado, en la plaza de la lenteja (Plaça Pere Torrent) con otros sin techo».

Con esta exposición de sucesos Laia quiere hacer un llamamiento a los amantes de los animales para que se acerquen a ver como están estas criaturas e interpongan una denuncia en la policía local para acelerar la justicia y poner remedio al maltrato.

«Poner una denuncia en la policía local es rápido y sencillo, ellos te ayudan, además conocen el caso. Si hacemos presión entre todos lo lograremos, si hay muchas denuncias del mismo caso, el proceso se acelera. Pido a todos que ayudéis con vuestra denuncia para salvar a los perros y conseguir la desocupación de Can Buch, no hay derecho que este personaje lleve tres años viviendo con agua y luz gratis y maltratando animales en la masía».  

Laia Mije

3 Comentaris

  1. Flipante!!! Entonces, para q sirve la ley d bienestar animal?? Da igual si el tutor es okupa ó no. Aplicarle la ley x maltrato animal. Se está esperando a q los mate?? Que es muy conocido?? Y?? Porque, encima el tio es conflictivo y ahí siguen los pobres animales y a ese tio q lo detengan!!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Articles relacionats

Back to top button