NotíciesSuccessos

Detenido un carnicero de Lloret, jefe de una red de narcotraficantes de la Selva

La Policía Nacional ha desmantelado una banda de narcotraficantes en la comarca de La Selva.  Su máximo responsable era un carnicero de Lloret de Mar, de nacionalidad búlgara.  En el operativo, los agentes detuvieron a siete personas y entraron en cinco casas diferentes (tres en Lloret y otras dos en Vidreres).


En su interior se hallaron varias plantaciones de marihuana y en total se llevaron 3.480 plantas que tenían un peso de 320 kg.  También encontraron 1.056 gramos en cogollos.  Durante el operativo los agentes intervinieron 137.000 euros que tenían en efectivo y diez vehículos (cuatro de ellos eran de alta gama).  Además, la Policía Nacional intervino algunas armas que tenían los detenidos (dos carabinas, una pistola, cuatro machetes, tres catanas y un puño americano).

 La investigación policial empezó cuando algunos de los agentes descubrieron que había una persona de nacionalidad búlgara que tenía una carnicería en Lloret de Mar y tenía un nivel de vida muy alto.  

A raíz de este descubrimiento, la policía empezó a vigilarlo y vio cómo se dirigía a varias casas aisladas de las urbanizaciones que hay en Lloret de Mar y Vidreres.  Estas casas tenían aparatos extractores de aire y cuando los agentes se acercaban olieron a marihuana.


La Policía Nacional pidió a la compañía eléctrica que hiciera los informes sobre consumo energético de estos domicilios.  La compañía aseguró que se estaba defraudando la luz en cuatro de las viviendas inspeccionadas inicialmente por la policía.  Además, a lo largo de la vigilancia vieron que el hombre investigado pasaba de ser él mismo quien vigilaba los cultivos a contratar a otras personas de la misma nacionalidad que vigilaran las plantaciones.


Mientras se realizaba esta investigación por tráfico de drogas, también se abrió una línea de investigación patrimonial de los sospechosos.  En todos los casos, el poder adquisitivo aumentaba considerablemente realizando mejoras en las casas compradas.  Además, el hombre cerró la carnicería que tenía y estuvo varios meses sin actividad.


Cuando los agentes identificaron a los responsables de la plantación, se pidió al juez una entrada y registro, que fue concedida.  A raíz de esta orden, la Policía Nacional entró en los cinco domicilios investigados repartidos entre Lloret de Mar y Vidreres y se detuvo a los siete responsables de las plantaciones.  Se les considera autores de los delitos de pertenencia a un grupo criminal, uno de tráfico de drogas y otro por fraude de los fluidos eléctricos.


 De los siete detenidos, cuatro de ellos han entrado en prisión, entre ellos el principal responsable de la organización criminal.  La investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Related Articles

Back to top button